Noticias

Beneficios de la telemática para el transporte pesado

single image

Gran parte de la dinamización del sector de transporte recae en la eficiencia de las unidades frente a los gastos operativos que conlleva como combustible, neumáticos y repuestos. En este sentido, la optimización en la operación de los vehículos es clave y el uso de la telemática se presenta como una solución efectiva, ya que arroja información real y confiable sobre el funcionamiento del vehículo y el comportamiento del conductor.

“La telemática aplicada al transporte permite monitorear a los vehículos 24/7 para optimizar de mejor manera los recursos que se emplean para esta actividad. Además de que ayudan a mejorar la eficiencia de las unidades, también mejoran la seguridad y la sostenibilidad en el transporte. Esto se logra a través del uso de dispositivos y sistemas de monitoreo, seguimiento y gestión de flotas, así como a través de la integración de los sistemas de transporte con otros sistemas de información y comunicación”, dijo Carlos Tapia, Subgerente de Servicios de Teojama Comercial.

Beneficios de la telemática

  • Eficiencia: La tecnología telemática permite a los transportistas optimizar sus rutas, programar paradas y gestionar mejor su flota, lo que se traduce en una mayor eficiencia y un menor tiempo de viaje.
  • Ahorro de costos: Ayuda a reducir los costos de combustible y mantenimiento de la flota, así como a reducir los costos administrativos, ya que busca la mejor ruta para optimizar el tiempo, brinda datos para mejorar la conducción y reducir el consumo de combustible, genera alertas sobre el funcionamiento del vehículo para corregirlas a tiempo, entre otras.
  • Seguridad: Puede contribuir a mejorar la seguridad del transporte, ya que permite la monitorización en tiempo real de los vehículos y la detección de problemas o fallos. De igual manera, se reduce el riesgo de asaltos en la vía al enviar alertas.
  • Comodidad para los usuarios: Mejora la experiencia del usuario final, ya que permite a los transportistas ofrecer un servicio más puntual y predecible y a los usuarios acceder a información en tiempo real sobre el estado del servicio.
  • Sostenibilidad: Permite optimizar las rutas y reducir el número de kilómetros recorridos, lo que a su vez reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, aportando a una menor contaminación del ambiente.
  • Conectividad: La creciente disponibilidad de redes de datos móviles de alta velocidad y la mayor conectividad de los vehículos a través de dispositivos como el internet de las cosas están permitiendo una mayor cantidad y calidad de datos en tiempo real.
  • Precisión: Los sistemas de telemática están utilizando cada vez más sensores y tecnologías de localización de alta precisión, como el GPS, lo que permite una mayor precisión en la monitorización y gestión de la flota.
  • Integración: Se integra con otros sistemas de información y comunicación, como sistemas de transporte público y sistemas de gestión de tráfico, lo que permite una mayor eficiencia y una mejor experiencia para los usuarios.
  • Automatización: Es posible el desarrollo de vehículos autónomos y sistemas de transporte autónomo.

De igual manera, “la tecnología de la telemática ha experimentado un gran avance en el último tiempo, y se espera que siga avanzando en el futuro. Esta tecnología debe ser tomada en cuenta para la gestión del transporte pesado porque permite un total control sobre las unidades, lo que beneficia a una larga vida útil de los vehículos. De igual forma, la telemática ayuda a mantener revisiones constantes de los principales sistemas mecánicos para evitar posibles accidentes en las vías“, dijo Tapia.