Modelos Noticias

La expedición de vehículos eléctricos Pole to Pole llega al Polo Sur

single image

Chris y Julie Ramsey, marido y mujer aventureros, han completado su viaje totalmente eléctrico al Polo Sur en la Antártida. Su aventura de 10 meses y 30.000 km., que comenzó en el Mar Ártico, en el Polo Norte Magnético, los llevó a recorrer los variados terrenos y condiciones de Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica antes de atravesar continente más remoto del planeta para llegar al Polo Sur. Es la primera vez que un coche, y además eléctrico, realiza un viaje semejante.

A través de largas distancias y toda clase de terrenos, el vehículo de expedición totalmente eléctrico, un Nissan Ariya con control a las cuatro ruedas e-4ORCE, ha superado las pruebas más duras a temperaturas extremas y grandes altitudes. El vehículo -de serie- solo fue modificado por Arctic Trucks, especialistas en movilidad polar, para montar neumáticos BF Goodrich de 39 pulgadas.

Chris y Julie empezaron a planear Pole to Pole en 2017 tras completar el Mongol Rally en su Nissan LEAF, la primera vez que se utilizaba un vehículo eléctrico. Reconocieron cuánto interés podría generar este tipo de aventura épica en los vehículos eléctricos, así como la creación de un legado de infraestructura de carga detrás. Creyeron que Pole to Pole era la aventura definitiva con vehículos eléctricos y la hicieron realidad gracias a su compromiso de colaboración e innovación con socios de ideas afines.

Chris comentó: “No puedo creer que estemos en el Polo Sur. Después de tantos años de planificación, no parece real. Siempre he confiado plenamente en las increíbles capacidades de los vehículos eléctricos, y sabía que nuestro Nissan Ariya haría frente a todo. Pero ha sido mucho más duro de lo que esperaba. Estoy orgulloso de que Pole to Pole haya llegado a millones de personas de todo el mundo y les haya entusiasmado la idea de adoptar el vehículo eléctrico en su día a día”.

Julie añadió: “Ha sido un viaje increíble, hemos conocido a mucha gente, hemos hecho mucho amigos y hemos recibido muchísimo apoyo. Pole to Pole empezó con Chris y conmigo, pero ahora el equipo de la expedición está formado por miles de personas con visión de futuro. Estos simpatizantes y colaboradores quieren marcar la diferencia y compartir la emoción de la conducción eléctrica”.