Brands Review Lifestyle

El lujo de Rolls-Royce Ghost 2021

single image

El Ghost, basados en los cambios que sufrió el mundo este año, se ha tomado un modelo minimalista para su segunda versión. Esto significa que el diseño del Ghost celebra la calidad y la sustancia, así como el diseño tradicional, inteligente y no intrusivo. La marca señala que es la antítesis de la “mediocridad premium”, en la cual muchas marcas caen, la cual es agregar muchos clichés del “segmento de lujo” creando autos  con acabados de una manera sobreactuada y superficial marcando los excesos como algo “in”. 

Su nuevo diseño exhibe al frontal menos cromado, las tomas de aire más simples y la silueta general del auto contempla menos pliegues y adornos. Incluso, gracias a que los cortes entre los paneles y las puertas son muy ajustados, se da la impresión de una sola gran silueta, limpia y elegante.

Rolls-Royce emplea una nueva variante del motor BMW N74 que ha impulsado por un buen tiempo a los modelos de la marca. Este es un V12 de 6.75 litros Twin Turbo, el cual eroga 563 Hp y 627 Lb-pie de torque. El torque máximo está disponible desde apenas 1,600 RPM y como puedes suponer es altamente silencioso. Este es el mismo motor que impulsa al SUV Cullinan, pero con un mapa de inyección y gestión específica para este modelo. Se asocia a una transmisión ZF de 8 velocidades, la cual se ayuda del GPS para gestionar su rango de funcionamiento, según el relieve geográfico en la cual se conduce. El auto acelera de 0 a 100 en 4.8 segundos.

Otras de sus características son: sistema de climatización con filtro purificador de micropartículas, visión nocturna con radar de peatones y animales, alerta de fatiga, sistema de cámaras en 360 grados, incluyendo vista superior, control crucero adaptativo, alerta de colisión, alerta de tráfico cruzado, asistente y alerta de cambio de carril, wifi, asistente de estacionamiento, Head-up Display de alta resolución, poderoso sistema de audio con bocinas de material compuesto, que usan las superficies del auto como material resonante, amplificador de 18 canales y 1,300 watts, además de dos micrófonos para monitorear el exceso de frecuencias no deseadas (cancelación activa de ruido), entre otros.