Noticias

La electromovilidad en el Ecuador

single image

Para lograr un cambio climático a nivel global es clave el trabajo conjunto de varios actores, uno de ellos es la industria automotriz. Desde algunos años, las marcas han desarrollado vehículos híbridos y eléctricos, lo que promueve nuevas tecnologías, así como el estímulo de la competencia por dominar un nuevo mercado. Sin embargo, no basta solo con que la industria desarrolle nuevos productos. En este marco, también es un paso importante la adhesión de organismos privados y públicos a iniciativas como los ODS o que desde el gobierno se implementen políticas que favorezcan la electromovilidad en el Ecuador, como ejemplo está el decreto N° 238.

Para Katarina Zdraljevic, jefe de la Unidad de Gestión Ambiental de Banco ProCredit, el motivo principal para adquirir el Nissan LEAF, un modelo totalmente eléctrico, fue el compromiso con el medioambiente y la filosofía que tiene la institución. Esto les impulsó, desde el 2016, a cambiar su flota de vehículos a gasolina por vehículos eléctricos e híbridos, meta que se ha cumplido en un 90% hasta el momento. Por su parte Víctor Sevilla, gerente general de Agrícola Urapamba, destacó que el tener un vehículo 100% eléctrico para su empresa es un paso para reducir las emisiones de CO2.

Nissan electrifica América Latina con Nissan LEAF

Las dos empresas coinciden en que el adoptar estas nuevas tecnologías representa un paso para demostrar a las personas que los vehículos eléctricos son capaces de reducir costos, mantener su autonomía sin comprometer su potencia. El Nissan LEAF es una solución de movilidad segura, actual y moderna, dado que es la materialización de la filosofía de la marca: Nissan Intelligent Mobility.

Algunos aspectos del Nissan LEAF

Un motor 100% eléctrico se traduce en aceleración instantánea, del tipo que te empuja a la parte trasera del asiento. El vehículo cuenta con una autonomía aproximada de 280 km y tiene una garantía de vehículo nuevo de 3 años o 100.000 km (lo que ocurra primero), y de 8 años o 160.000 km (lo que ocurra primero) de cobertura en el tren motriz, sistema eléctrico del vehículo y batería de ion litio.