Brands Review

La participación de Renault en Balle Perdue

single image

La historia de Renault y el cine están tan entrelazados que, en 1899, solo cuatro años después del nacimiento del cine, Louis Renault fue uno de los primeros fabricantes de automóviles que apareció en la pantalla, cuando fue sorprendido al volante de un Tipo A, primer automóvil producido por Renault. En la actualidad, los vehículos legendarios de Renault Sport son protagonistas del nuevo thriller de Netflix Balle Perdue (Lost Bullet), dirigido y escrito por Guillaume Pierret. Una película de acción y aventura lanzada en junio, que visualiza una serie de acrobacias de alto octanaje y persecuciones de automóviles de alta velocidad los cuales se convierten en leyendas RS.

Primero está el Mégane RS, ahora más deportivo que nunca gracias a sus alas más anchas con tomas de aire RS, parachoques personalizados y divisor F1®. Es un verdadero auto deportivo, desarrollado en la pista, con ADN de carreras RS en sus genes. El otro es el clásico R21 2L Turbo de todos los tiempos: la versión súper cargada del popular salón que vendió más de dos millones de unidades en todo el mundo entre 1986 y 1994.

Un Renault Clio, modelo emblemático de la marca francesa también es parte de este estreno, siendo el compañero de aventuras del personaje principal de “Lost Bullet”. Lanzado en septiembre de 1987, el R21 2L Turbo se enfrentó a otros modelos deportivos populares como el BMW 325i y el Mercedes 190E 2.3-16, causando un gran impacto gracias a su excelente aerodinámica y manejo superior. El interior también coincidió con su potente motor de 1995 cm3 119 kW 162 bhp, gracias a sus nuevos asientos de cubo, tapicería especial, tablero negro, volante forrado en cuero y computadora a bordo.

No es la primera vez que los autos RS han tenido un papel protagónico en la pantalla, tal vez no sea sorprendente dado que Renault y el cine nacieron con unos pocos años de diferencia a fines del siglo XIX y que los talleres del fabricante de automóviles y los pioneros del cine, los hermanos Lumière estaban a solo unas calles de Boulogne-Billancourt.

La historia de Renault y el cine están entrelazadas que, en 1899, sólo cuatro años después del nacimiento del cine, Louis Renault fue uno de los primeros fabricantes de automóviles en aparecer en la pantalla.

Además de estas y muchas otras participaciones en pantalla, Renault también ha sido un patrocinador de la trayectoria del legendario Festival de Cine de Cannes y fue socio oficial del 42° Festival de Cine Americano en 2016.

Mira el trailer de Balle Perdue, donde los vehículos de Renault son llevados al límite.