Noticias

¿Cómo evitar accidentes en el transporte escolar?

single image

La gran mayoría de accidentes en el transporte escolar ocurren al subir o bajar al vehículo, por lo que es necesario que conductores, padres y alumnos sigan ciertas medidas para evitarlos. De acuerdo con Bladimir Vásquez, gerente nacional de servicios de Teojama Comercial,la movilidad segura de los estudiantes depende de varios factores, desde el técnico hasta el normativo. La conjugación de estos factores favorece a reducir los riesgos en el transporte escolar”.

Principales riesgos

  • Caídas: Los accidentes más frecuentes en el transporte escolar suelen suceder al momento de subir o bajar del bus, sobre todo cuando los niños llevan objetos en las manos. Lo recomendable es esperar que el bus se detenga por completo en la parada para bajar, o subir, cuando la puerta esté abierta. Es importante contar con la ayuda de un tutor designado.
  • Detener el bus sin usar las señales respectivas: Todas las unidades, al detenerse en una parada deben activar el disco pare y encender las luces de parqueo con antelación. Estas señales sirven para que otros conductores identifiquen que el bus va a parar y que recogerá o dejará a un estudiante. Estas señales cumplen la función de alertar a los otros vehículos de bajar la velocidad, ya que existen estudiantes que se aprestan a cruzar la calle.
  • Comportamientos inapropiados de estudiantes: El uso indebido de los espacios al interior del bus también genera riesgos. Por ejemplo, no usar el cinturón de seguridad, viajar parados o sentados de manera incorrecta (arrodillados y de espaldas al asiento posterior) puede ocasionar caídas o golpes prevenibles en caso de que la unidad frene bruscamente o exista un choque.
  • Poca atención al entorno: Tanto el personal de la unidad como los estudiantes deben estar alerta para evitar accidentes, prestar atención a otros vehículos al momento de cruzar calles o al viajar dentro de la unidad. El conductor debe estar capacitado para conducir a la defensiva y salvaguardar la vida de las personas dentro del transporte.
  • Establecer rutas sin considerar puntos de alto riesgo: La seguridad de los estudiantes depende de las rutas que recorren las unidades. Lo más recomendable es establecer una ruta considerando los puntos de riesgos: paradas en vías de circulación a velocidad alta o muy concurridas, paradas sin accesos peatonales como aceras, paso cebra o puentes peatonales, iluminación de la parada, entre otros. Lo ideal siempre será retirar y dejar al estudiante en la puerta de su casa para evitar accidentes u otros tipos de riesgos.

Consejos para padres y estudiantes

  • Caminar a dos metros de distancia del vehículo.
  • Establecer paradas seguras para retirar y dejar a los estudiantes.
  • Esperar a que el bus se detenga para subir y salir de la unidad.
  • Al bajar tener precaución con colgantes, ropa y mochilas.
  • Al subirse tomar asiento en el lugar y abrocharse el cinturón.
  • Percatarse que el conductor active la señal de pare y luces de parqueo.
  • Acudir a la parada, al menos cinco minutos antes.

Consejos para los conductores e instituciones

  • Revisión técnica y permanente de sistemas de frenos.
  • Conservación del chasis y la carrocería en buen estado.
  • Inspección de llantas, vidrios, parabrisas y luces todos los días.
  • Monitoreo de parámetros como los gases contaminantes, aceite, chequeo de niveles de líquidos.
  • Revisión de estado de los cinturones de seguridad.
  • Determinación de rutas de evacuación en caso de accidentes.