Racing

Vision 1789 con la mira en Le Mans

single image

Las 24 horas de Le Mans es considerada por muchos como la carrera cumbre que demuestra de qué están hecho los pilotos y sus autos. Vision  se podría definir como una casa de alta costura automotriz que fabrica a mano sus vehículos. Con diseños ultra modernos, estos modelos reúnen la emoción de correr con la experiencia de estar en un vehículo único.

El objetivo de la marca es participar en la mítica carrera por lo que sus vehículos se desarrollarán y producirán primero para la pista y luego, en una segunda fase, de la experiencia adquirida en las carreras podrán transcribir estas sensaciones únicas en una versión legal de carretera.

¿Qué hace particular a la marca? la respuesta es sencilla. Quieren competir en Le Mans con un modelo, el 1789, que usa como combustible biometano líquido. El año en el que lo veremos sobre las vías es 2023 y aunque se conoce pocos detalles, se sabe que el el 70% del diseño del chasis del Vision 1789 es de Faster Racing. El motor a usarse aún no está definido pero se espera que tren motriz híbrido llegue a una potencia cercana a los 1.000 CV, todo un hypercar.